Kaplisch y su fetiche Duris

0
126

Todos los martes, a las 21 hs, en el Centro Cultural Leonardo Favio (Río Cuarto) 

05/09 – La juventud es un peligro, de Cédric Klapisch (Francia/1994), 101 min.

12/09 – Cada uno busca su gato, de Cédric Klapisch (Francia/1996), 95 min.

19/09 – Tal vez…, de Cédric Klapisch (Francia/1999), 109 min.

26/09 – Una casa de locos, de Cédric Klapisch (Francia/2002), 120 min.

Por Paula AzzolinaJury

En este ciclo los personajes deberán perder algo o perderse para encontrar el rumbo, el sentido, la vocación, para poder tomar la decisión. Todos viajarán de alguna manera: hacia otro país, en el tiempo (hacia el pasado o el futuro) o dentro del barrio. Un elemento ausente desencadenará la búsqueda interior. Todos buscarán enraizar, tener la tranquilidad de que un soplo no los borrará del mapa si tienen lazos afectivos, descendencia, un pedazo de tierra, un título o la posibilidad de ser alguien.

Duris debuta de la mano de CédricKaplisch, quien lo descubre en su primer casting: un pibe flaquito, de pelo pseudorastoso y sonrisa espontánea, perfecto para darle vida al incomprendido y solitario Tomasi (Le périljeune). Dos años después, encarnará a un personaje secundario, un  joven baterista que se mueve holgadamente por un barrio de París, sin compromiso ni límite que le apriete (Chacun cherche son chat).

Duris acompaña la madurez de los personajes que interpreta con el correr de los años. Así, en Arthur (Peut-être) se debate entre encargar o no a la cigüeña en vísperas del nuevo milenio y Xavier (L’aubergeespagnole) se anima a seguir el sueño del niño rubio de la fotografía y huye del mundo de los números.

 

Le périljeune (1994)

Película considerada de culto. Tomasi (RomainDuris) ha muerto de sobredosis. El nacimiento de su hijo es el motivo de reunión de su grupo de amigos del liceo, que mientras esperanel acontecimiento, un flashback los convoca a hacer una revisión de sus años adolescentes (años ’70 en Francia), a ver si escarbando allí logran acercarse a una hipótesispara tan abrupto final.

Chacun cherche son chat (1996)

Chloé, una maquilladora parisina, pierde su gato y entonces se ve forzada a relacionarse con sus vecinos para encontrarlo. Es un retrato de soledad, de miedo al otro, de anonimato en París.

Al comienzo vemos a Chloéen un sillón tirada con su gato en brazos, flotando sin raíces o las raíces son su gato. Se llama Gris-Gris, pero es negro. Su vecina Renée lo cuidará mientras ella esté de vacaciones. A su regreso, la ausencia del gato la llevará a humanizarse e incluso, a lograr algo tan imposible como aprenderse el nombre de sus vecinos y conocer las calles del propio barrio.

En este París hostil, son las viejas vecinas las que mejor entienden lo que significa perder a una mascota y por eso son las primeras en solidarizarse. Conocen el valor de una charla por teléfono y padecen que una casa de instrumentos musicales se haya convertido en una tienda de ropa “de mal gusto” o que ahora todo se compre en el supermercado.

 

Peut-être (1999)

Relato ciencia-ficción. Arthur (RomainDuris) y su novia Lucie tienen relaciones el 31 de diciembre de 1999.Lucie le confiesa que quiere ser madre. Arthur ni siquiera lo ha pensado. Discuten. Arthur descubre en el baño un portal hacia el futuro.Su viaje o su búsqueda tendrá que ver con la toma de una decisión crucial: dejarse convencer o no por toda la familia que engendró en el futuro de que merecen existir.

 

L’aubergeespagnole (2002)

La primera de la trilogía (Les poupéesrusses, 2005/Casse-têtechinois, 2013).

Xavier (RomainDuris) parte a Barcelona en busca del sueño que cree suyo. Partir es dolor. Cuando llega, los edificios están vacíos de esencia, todo es virgen, desconocido.Volver es dolor: ser un extranjero entre los extranjeros y llorar, pero encontrar la perspectiva para huir a tiempo de quien no se es.

 

Cortar de raíz, arraigarse, echar raíces.

¿Sin raíz no hay origen ni fin?

Una vez alguien me dijo: tu problema es que no podés echar raíces, sos nómade. No se puede construir sin raíces.

¿Los peces echan raíces?

El origen y la raíz.

¿Ser un nómade que niega su origen tiene fin?

 

 

Dejar respuesta