MADRES en el Ciclo de Cine por la Diversidad

0
124

En octubre, durante  todos  los  martes  del mes, a las 20 horas,  el Ciclo Cine por la Diversidad proyectará  películas  sobre madres.  Una selección de la presencia de las madres y el lugar que han ocupado en la historia del cine, es algo imposible de realizar en el espacio limitado de un mes en un ciclo de cine. Dicho eje temático tiene una permanencia tal y suficiente, para considerarlo significativo más allá de los géneros cinematográficos.

La presencia de las madres en el cine no se limita a un género exclusivo, ni a una estética determinada. Por tal motivo, la intención de esta selección es recuperar sólo algunas historias  sobre las diversidades de madres que hemos visto en el cine.

 

Centro Cultural Leonardo Favio (Galería del cine, Buenos Aires 55). Entrada libre y gratuita. Organiza: Facultad de Ciencias Humanas y el Centro Cultural Leonardo Favio.

 

Martes5. 20 hs: SALA DOS. Cine por la Diversidad.  TULLY, de Jason Reitman (EEUU/2018). 94 min. (SAM12)

El trío creativo conformado por el director Jason Reitman, la guionista Diablo Cody y la actriz Charlize Theron  se juntan  para esta película que aborda la maternidad en todas sus dimensiones, desde una mirada descarnada y vaciada de idealizaciones.

La película  de Reitman muestra el día a día de Marlo con crudeza y naturalidad, como si fuera el resultado de un guión hecho de recortes de una vida diaria que tranquilamente podría ser la de Cody, quien escribió la película basándose en sus experiencias personales. Todos los problemas del mundo parecen concentrarse dentro de las cuatro paredes de la casa que el matrimonio sostiene con sacrificio e intentando equilibrar las piezas de una rutina que cuesta demasiado.

 

 Martes 12. 20 hs: SALA DOS. Cine por la Diversidad. SOLAS, de Benito Zambrano (España/1999). 98 min. (SAM7)

Solas es una película española de 1999 escrita y dirigida por Benito Zambrano. La película explora la vida de una madre y una hija y su lucha por la supervivencia y la felicidad. Ambas mujeres en la historia son retratadas como solas (sola, solas plural), cada una a su manera. María (Ana Fernández) malvive en un oscuro apartamento de un barrio periférico, trabaja eventualmente como chica de la limpieza y, casi con cuarenta años, descubre que está embarazada de un hombre que no la ama. Su soledad es tan grande que sólo encuentra consuelo en la bebida. Su madre (María Galiana), que ha consumido su vida al lado de un hombre violento e intolerante, no tiene ni siquiera el consuelo de tenerla cerca. Con motivo del ingreso de su marido en un hospital, la madre visita a María en su apartamento y conoce a un vecino viudo (Carlos Álvarez) que vive con su perro. La relación que se establece entre estos tres náufragos alivia sus soledades y deja una puerta abierta a la esperanza.

 

Martes 19. 20 hs: SALA DOS. Cine por la Diversidad. LAS MANTENIDAS SIN SUEÑOS, de Vera Fogwill & Martín Desalvo (Argentina/2005). 88 min. (SAM18)

Las mantenidas sin sueños es el debut como directora de la actriz Vera Fogwill. Florencia (Vera Fogwill) y su hija de 10 años Eugenia (Lucía Snieg) viven en una situación muy precaria por culpa de las drogas y diversos problemas laborales y familiares. Una vecina (Edda Díaz) y una ex compañera de clase (Mía Maestro) de Florencia intentan ayudarlas.  La película de Fogwill recupera y expone el complejo derrumbe de la clase media en Argentina a partir de sutilezas, complejidades y matices.

 

Martes 26. 20 hs: SALA DOS. Cine por la Diversidad. TENEMOS QUE HABLAR DE KEVIN, de Lynne Ramsay (RU/2011). 110 min. (SAM18)

Película dirigida por Lynne Ramsay, y basada en la novela de Lionel Shriver, la cual fue publicada el año 2003. La película se desarrolla en una línea temporal con constantes escenas retrospectivas por parte de la esposa de Franklin y madre de Kevin y Celia, Eva. La falta de comunicación y empatía son problemas estructurales en esta familia, y todas estas problemáticas desembocan en un terrible atentado en el centro educativo al que asiste Kevin. La película de Lynne  nos regala el odio en los ojos de Kevin al mirar a la mujer que lo trajo al mundo, la cara de felicidad tras dañarla de algún modo, la frustración de Eva al no poder calmarlo.

 

 

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.