Ang Lee

0
706

Cineasta Taiwanés que profundiza en las relaciones, costumbristas, conflictivas…

Ang Lee nació en Taiwán en el año 1955. De chico deboraba novelas de aventuras y caballerías y desde que se graduó en la Universidad de Nueva York intentó llevar alguna de ellas a la pantalla.

Sin embargo, para un director debutante, es mucho más factible realizar una película que no requiera la construcción de sets, la aparición de jinetes, dobles de riesgo, vestuarios fastuosos o efectos especiales.

Sus primeras películas fueron comedias costumbristas sobre el choque entre oriente y occidente y, a la vez, entre la tradición y lo nuevo. Debutó con Pushing Hands en 1992.

Cuando la segunda y la tercera –El Banquete de bodas (1993) y Comer, beber, amar (1994)- resultaron dos de las películas con subtítulos más exitosas de los EE.UU, Lee se sintió preparado para pasar a algo distinto.

Luego de dos éxitos subtitulados consecutivos, Lee estaba listo para encarar cualquier proyecto. Su elección fue curiosa: Sensatez y sentimientos, una adaptación del drama romántico escrito por Jane Austen en 1795. el film tuvo éxito, incluso en la entrega de los premios Oscar (mejor guión adaptado para Emma Thomson).

La siguiente elección de Lee fue aún más extraña, “La tormenta de hielo” adaptada a una novela de Rick Moody sobre las pequeñas miserias de dos familias burguesas de Connecticut a mediados de los 70.

Lo cierto es que todas las películas de Lee habían tratado acerca de la aceptación o el rechazo de un conjunto de protocolos sociales en la vida familiar.

Pero su siguiente film rompió incluso con esta precaria intuición: una película sobre la guerra civil norteamericana. “Ride With the devil” fue la producción más cara de la carrera de Lee y también su mayor fracaso.

La película quedó varada en medio de la compra del estudio que la producía, recibió un estreno limitado y pasó completamente desapercibida.

En un momento en que su posición como realizador estaba amenazada, el taiwanés se lanzó a realizar su proyecto más querido, y también el más arriesgado: una película filmada en China, sin un solo actor norteamericano e íntegramente hablada en mandarín.

Todas las peliculas de Lee plantean una conbinacion de modestos romanticismos en conflictivas relaciones familiares que han marcado su carrera, aun que sea la extrañesa de un taiwanes dirigiendo un clásico de la literatura inglesa. Su próximo proyecto, no renuncia a esta forma pos-moderna de entender el cine. Será un musical vasado en el disco 69 love songs del gurpo independiente The magnetic fields. ¿Su mayor influencia en lo musical? “Godard”, responde Ang Lee, sin pretender pasar por gracioso.

En 2003 apareció con el personaje verdoso, El increible Hulk es la cuarta adaptación de un cómics de la Marvel a la pantalla grande.

En 2005, el cineasta Taiwanes obtuvo el León de Oro en la 62 edición de Venecia por “Brokeback Mountain”, una historia de amor prohibida entre dos vaqueros que comienza en 1963, y finaliza veinte años después.

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.