Pablo Trapero

0
1338

Director, montador y productor que reinventa una nueva forma de neorrealismo moderno en el cine argentino…

San Justo, Provincia de Buenos Aires, Argentina 1973. Director, montador y productor.

En 1990 cursa un ciclo básico de arquitectura en la Facultad de
Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad de Bs. As. (UBA). En
1995 concluye la licenciatura en Cinematografía en la Universidad de
cine (FUC), especializándose en la dirección. Entre 1991 y 1995
participa en diversos cursos y seminarios especializados en montaje,
directores de actores, sonido, animación y cine documental entre otros,
dictados por Miguel Pérez, Norma Aleandro, Mario Calabrese, Víctor
Iturralde, María Luisa Bemberg y Fernando Birri.

Filmografía

Montaje

1994 “Radio Olmos” (Gustavo Mosquera)

1994 “Héroes y suicidas” (H. Tabashnik)

1994 “Aqueronte” (Andrés Tambornino / Ulises Rosell)

1995 “17 de Octubre” (Jorge Coscia)

1995 “Dónde y cómo Oliveira perdió a Achala” (Tambornino / Rosell)

1995 “Oro” (Salvador Roselli)

1998 “Compañeros” (Rodrigo Moreno. Ep. Mala época)

Director – Cortometrajes

1992 Mocoso Malcriado (16 mm)

1996 Negocios (16mm)

Largometrajes

1999 Mundo Grúa

2002 El Bonaerense

2004 Familia Rodante

2006 Nacido y criado

2008 Leonera

Antes de dirigir Mundo grúa, sólo había realizado cortometrajes. Con
un estilo cercano al documental. “Mundo Grúa” -su primer película-
presenta una visión de lo cotidiano exenta de todo costumbrismo. “La
grúa es para todos nosotros un icono de la construcción del futuro”. La
cotidianeidad, los personajes reconocibles, una narrativa austera y la
producción independiente son características heredadas de John
Cassavetes, del neorrealismo y de los “nuevos cines” de la década de
los 60 que Mundo grúa comparte con otras películas recientes.

En la Argentina, el referente más cercano de estos nuevos filmes hay
que buscarlo en la llamada Generación del 60, un conjunto de cineastas
formados en el cineclubismo y el cortometraje.

El último número de Cahiers du cinéma, la legendaria revista
francesa, incluye una nota de su director Serge Toubiana (jurado del
festival) titulada “Renovación argentina”, en la que se elogia
fuertemente Mundo grúa, de Pablo Trapero. Toubiana afirma que Trapero
“reinventa una forma de neorrealismo moderno” y que la película
“confirma la renovación del cine en la Argentina”.

Según afirmaciones del propio Trapero, el guión de “El Bonaerense”
sufrió muchísimas modificaciones desde su gestación (que de hecho fue
previa a Mundo grúa) e incluso el Zapa al principio no se hacía Policía
y el Bonaerense del título no se refería a la pertenencia a la
institución, sino al Gran Buenos Aires. Siempre según Trapero, la
historia transcurría básicamente en medios de transporte y el
protagonista siempre estaba “en tránsito”. Como se ve, otra película.

La crítica internacional aplaudió la película Argentina “El
Bonaerense”, de Pablo Trapero, tras su proyección en el marco de la
sección paralela Una Cierta Mirada del Festival de Cannes 2002.

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.