Desayunando con Neil Jordan

0
749



El estreno de la última película del director irlandés Neil Jordan,
“Desayuno en Plutón”, es una buena ocasión para considerar su obra y
trayectoria.

Neil Jordan nació un 25 de febrero de 1950 en
Sligo, Irlanda, y forma parte de lo que de manera algo difusa podríamos
denominar “directores irlandeses”, aunque su lugar de filmación sea el
mundo. En tal sentido comparte cartel con Pat O´Connor, Jim Sheridam,
Terry George, entre otros.

Comenzó como novelista, obteniendo numerosos premios por un libro de
cuentos: “A Night in Tunisia”. En cine colaboró con el veterano John
Boorman en “Excalibur”(1981). Admite sentirse más atraído por la
literatura que por el cine, pero el éxito de algunas de sus películas y
su reconocimiento por parte de la crítica le hace abandonar otras
actividades.

Tal vez es por esa vocación literaria que haya sido el guionista
original o adaptador de casi la totalidad de sus films. Si bien su
opera prima “Angel” es de 1982, y ya contaba con la presencia de quien
iba a ser uno de su actores íconos o fetiches, el también irlandés
Stephen Rea, no será hasta 1986 con “Mona Lisa” dónde no solo encontró
repercusión en la crítica si no también en el público, resultando su
película más premiada hasta la fecha.

Este excelente policial negro, inscripto en la mejor tradición del
genero británico, aunque con un giro muy personal de Jordan, contaba
con las sólidas actuaciones de Bob Hopkins y Michael Caine, y de alguna
manera dejaba entrever una de su temáticas preferidas: los amores
contrariaros entre seres extraños, la búsqueda permanente de una
felicidad inasible para una extensa galería de freaks con un alto
contenido de valoración de su condición humana.

Esto lo llevaría a lo que fue su consagración a nivel internacional
en 1992 “El Juego de las Lágrimas”, en el medio quedaban dos
producciones olvidables realizadas en los Estados Unidos: “El Hotel de
los Fantasmas” (1988) la remake de “No Somos Ángeles”(1989), con Sean
Penn y Robert DeNiro. En 1994 y a la luz del éxito de “El Juego de las
Lágrimas” que de sus dos nominaciones al Oscar: como Mejor Director y
Mejor Guión Original se alzó con la última, es tentado nuevamente por
la industria norteamericana para llevar a la pantalla la adaptación de
“Entrevista con el Vampiro”.

El film resulto un fracaso a pesar del comercial elenco encabezado
por Tom Cruise, Bratt Pitt y Antonio Banderas, y de los esfuerzos
estéticos y narrativos del propio Jordan de adaptar a los personajes de
la novela a su galería de seres solitarios y diferentes en busca de
amor, comprensión y un espacio en un mundo cruel y distante. En
definitiva la relación de los personajes de este film era un conjunto
de variaciones sobre la temática del “Juego de las Lágrimas”.

Cansado esta vez definitivamente de Hollywood, Jordan regresa a Gran
Bretaña, y en 1995 realiza un imponente abordaje de la historia
reciente de su país al contar la vida de uno de las personajes más
controvertidos de la lucha por la independencia de Irlanda. Así nace
“Michael Colins. El Precio de la Libertad”, con un importante elenco
británico encabezado por el protagónico de Liam Neesson, Alan Rickman,
Ian Hart, Charles Dance, el infaltable Stephen Rea, y una evitable
Julia Robert. El film quizás esté entre los mejores de Jordan.

Posteriormente realiza “La Inocencia Perdida” y “Sueño de un
Asesino”, el primero un policial más cercano a la industria y el
segundo una adaptación literaria que nuevamente lo acerca a la Irlanda
natal. En realidad estos dos films van a pasar bastantes
desapercibidos, tanto para la critica como para el público, aunque de
cierta manera conservan el hilo conductor de la problemática del
director.

El retorno de Jordan comienza con la adaptación preciosista y
exigida de una obra de Graham Greene y que se convertirá en la
reconocida “El Ocaso de un Amor”, en dónde el conflicto moral ante una
situación de infidelidad planteado por el católico autor de la novela,
le permite a Jordan experimentar con sus personajes interpretados por
el trío Ralph Finnes, Julianne Moore y, por supuesto Stephen Rea. Las
decisiones y renunciamientos a que nos lleva un amor si no imposible,
al menos conflictivo.

Luego vendrá “Un Gran Ladrón”, remake de “Bob le flambeur” de
Jean-Pierre Melville. Una exquisita película, en donde también se luce
un espectacular elenco, en la cual bajo la excusa de un fabuloso robo a
un casino en la Costa Azul a perpretarse por un empedernido,
incorregible y entrañable ladrón interpretado por un magistral Nick
Nolte, en realidad Jordan vuelve a sus temas favoritos, una variada
fauna en donde los dilemas éticos se matizan profundamente por la
necesidad de no estar solo y contar afectivamente con los otros.

Los personajes que pueblan la historia son a su manera tan extraños
como la galería ya mostrada en toda su anterior filmografía, pero al
mismo tiempo se nos hacen reconocibles e imperiosamente simpatizamos
con ellos. Quizás esta sea una de las mayores fortalezas del cine de
Neil Jordan, un alegato permanente y constante por reconocer en la
condición humana un canto a lo diverso, lo diferente o lo extraño como
parte integral de nuestras vidas.

Así su cine se consolida como una preocupación permanente por
mostrarnos y acompañar a sus criaturas a veces esperpénticas, naif o
bizarras, en su difícil deambular por un mundo hostil, peligroso, lleno
de acechanza pero también de oportunidades, amores y posibilidad de
compañías que puedan completar nuestra humanidad inconclusa.

Jordan realizo una declaración implícita o no tanto, de esto ya en
su segundo film, hoy casi de culto, de 1984 “En Compañías de Lobos”,
una versión muy creativa, -incluso por ciertos efectos especiales para
la época-, y para adultos del cuento de Caperucita Roja. Y esa metáfora
de andar por el bosque mientras que el Lobo está, es la que de alguna
manera tiñe toda su filmografía.

Precisamente “Desayuno en Plutón”, adaptación de la obra literaria
de Patrick McCabe, es una reescritura de aquel cuento, ya que aquí el
personaje, interpretado por Cillian Murphy, va en busca de su madre
asumiendo su condición de travesti, desde su pequeño pueblo en Irlanda
hasta la jungla, o mejor tal vez, el bosque de Londres.

En el camino se encontrara, también de alguna manera como una
relectura de otro cuento infantil, “Pinocho” con avatares y
tentaciones, las cuales deberá sortear si quiere dejar de ser un muñeco
de madera para convertirse en un niño de verdad. Aquí también
Kitten(Cillian Murphy) aspira a conseguir ser una persona de verdad en
el sentido más íntegro de su condición, asumiéndola y acarreando con
ella, si se puede decir, alegremente.

En el camino se topara como en los cuentas citados, con todo tipo de
personajes; buenos y no tantos, queribles o no, por que en la galería
de freaks de Jordan, no todo se reduce a los extremos moralizantes, si
no que más bien sus extrañas criaturas deambulan por zonas grises y
difusas, sometidos muchas de las veces mas a las fuerzas absurdas del
destino que a sus propios deseos o voluntades.

Sin embargo nunca ninguno deja de acometer esa búsqueda de amores
imposibles y seres queribles, por más peculiares que sean. Esta
constante en la filmografía de Jordan es posible observarla en la
mayoría de sus films, y quizás sea lo que lo convierte en un director
tan atractivo, a pesar de algunos trabajos olvidables. Otra constante
bien podría ser lo elencos que convoca, en la mayoría de sus films son
importantes tanto cuantitativa como cualitativamente.

En “Desayuno en Plutón” el personaje de Murphy atravesará instancias
diversas en plena década de los setenta en Londres en medio del
conflicto del IRA, pero sin convertirlo en un film estrictamente
político. La rica galería del último film de Jordan está poblada de
varios de sus actores “de cajón”: Stephen Rea, Liam Nelson o Brendam
Gleeson, patéticos, desprotegidos, peligrosos, ingenuos, en definitiva
Freaks que nos simpatizan. D

e alguna manera Jordan supo combinar diversos géneros para construir
un estilo propio, el melodrama, el romántico, la road movies, entre
otros. En definitiva uno de los directores más distinguidos e
interesantes, que ya se apresta a abordar una nueva galería de
personajes con su proyecto ya en marcha en “Me and my Monster”, un
titulo más que emblemático para representar su caleidoscópico universo.
Poco antes debió abandonar por dificultades de producción un proyecto
que también hubiera sido más que interesante en conocer su versión. Nos
referimos a “Los Borgias”, que ya constaba entre su elenco a Colin
Farrel y Scarlett Johansson,.

Mientras tanto bien vale disfrutar de su última película, “Desayuno
en Plutón”, una auténtica “road freaks movies”, al mejor estilo Jordan.
Bien vale la pena descubrir el extraño mundo de Neil; esta es su
filmografía:

Filmografía-Director

Me and My Monster (2007) (en pre-producción)

Desayuno en Plutón (2005)-Guinoista

Un Gran Ladrón (2002)-Guionista

Not I (2000)

El Ocaso de un Amor (1999)-Guionista

Sueño de un Asesino (1999)-Guionista

La Inocencia Perdida (1997)-Guionista

Michael Collins. El Precio de la Libertad (1996)-Guionista

Entrevista con el Vampiro (1994)

El Juego de las Lágrimas (1992)-Guionista

The Miracle (1991)-Guionista

No Somos Ángeles (1989)

El Hotel de los Fantasmas (1988)-Guionista

Mona Lisa (1986)-Guionista

En Compañía de Lobos (1984)-Guionista

Angel ( o Danny Boy) (1982)-Guionista

Algunos Premios y Nominaciones

Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas-USA

1993 Ganador Oscar Mejor Guión Originalpor “El Juego de las Lágrimas”(1992)

Nominado Oscar Mejor Director por “El Juego de las Lágrimas”(1992)

Premios BAFTA- Academia Cinematográfica Británica

2000 Ganador Premio BAFTA Film Best Screenplay – Adaptedfor: The End of the Affair (1999)

Nominado Premio BAFTA Film Best Film for: The End of the Affair (1999)Shared with:Stephen Woolley

Premio David Lean por Mejor Dirección for: The End of the Affair (1999)

1993 Ganador Premio Alexander Korda Mejor Film Británico por “El Juego de las Lágrimas”(1992)

Nominado Premio BAFTA Mejor Director por “El Juego de las Lágrimas”(1992)

Mejor Película por “El Juego de las Lágrimas”(1992)

Mejor Guión Originalpor “El Juego de las Lágrimas”(1992)

1987 Nominado Premio BAFTA Mejor Director por “Mona Lisa”(1986)

Mejor Película por “Mona Lisa”(1986)

Mejor Guión Original por “Mona Lisa”(1986)

Festival Internacional de Berlín

1998 Ganador Oso de Plata Mejor Director por “La Inocencia Perdida”(1997)

Nominado Oso de Oro Mejor Películapor “La Inocencia Perdida”(1997)

1991 Nominado Oso de Oro Mejor Películapor “El Milagro”(1991)

Festival de Cannes

1986 Nominado Palma de Oro Mejor Películapor “Mona Lisa”(1986)

Premio de la Asociación de Críticos Cinematográficos de Chicago

1999 Nominado Premio CFCA Mejor Director por “La Inocencia Perdida”(1997)

Asociación de Directores de América-USA

1993 Nominado Premio DGA Aguad Outstanding Directorial Achievement in Motion Picturesfor: The Crying Game (1992)

Globos de Oro-USA

2000 Nominado Globo de Oro Mejor Director por “El Ocaso de un Amor”(1999)

1987 Nominado Globo de Oro Mejor Guión por “Mona Lisa”(1986)

Premios Espíritu Independiente

1993 Ganador Premio Espíritu Independiente Mejor Película Extranjera por “El Juego de las Lágrimas”(1992)

Reino Unido Premio del Circulo de Críticos de Londres

2001 Nominado Premio ALFS Mejor Guionista Británico del Año por “El Ocaso de un Amor”(1999)

1993 Ganador Premios ALFS Mejor Director Británico del Año por “El Juego de las Lágrimas”(1992)

Mejor Guionista Británico del Año por “El Juego de las Lágrimas”(1992)

1985 Ganador Premio ALFS Director del Año por “En Compañía de Lobos”(1984)

Premios del Circulo de Críticos de Nueva York

1992 Ganador Premio NYFCC Mejor Guión por “El Juego de las Lágrimas”(1992)

Festival Internacional de San Sebastián

2002 Nominado Concha de Oro Mejor Película por “Un Gran Ladrón”(2002)

Festival de Venecia

1996 Won León de Oro Mejor Película por “Michael Collins.El Precio de la Libertad”(1996)

Asociación de Guionistas de América-USA

1993 Ganador Premio WGA Mejor Guión Original por “El Juego de las Lágrimas”(1992)

1987 Nominado Premio WGA Mejor Guión Original por “Mona Lisa”(1984)

Asociación de Guionista de Gran Bretaña

1993 Ganador Premio de la Asociación de Guionistas de Gran Bretaña Mejor Guiónpor “El Juego de las Lágrimas”(1992)

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.