Crónica de una fuga

1
1627


Un drama inquietante de una muy cuidada composición

CRÓNICA DE UNA FUGA. Argentina
(2005). 103 minutos. Drama. DIRECCION: Israel Adrián Caetano. GUION: Israel Adrián Caetano, Esteban Student, Julián Loyola. INTERPRETES: Rodrigo de la Serna, Pablo Echarri, Nazareno Casero, Lautaro Delgado, Matías Marmorato. FOTOGRAFIA: Julián Apezteguia. MUSICA: Ivan Wyzsogrod. MONTAJE: Alberto Ponce

La dictadura contada con recursos esencialmente cinematográficos, nada de denuncia ni golpes bajos.  La historia tiene a Buenos Aires como paisaje. Es 1977, el gobierno militar secuestra a Claudio Tamburrini, arquero de un equipo de fútbol,
y lo traslada a un centro clandestino de detención en el barrio de Morón. Un día, después de varios meses de cautiverio, Claudio y tres
detenidos logran abrir una ventana y a partir de ahí poder construir un futuro.
Con atmósferas densas, Caetano logra un drama inquietante de una muy cuidada composición (encuadres especialmente). Recupera además
elementos del thriller psicológico, del terror (más allá de esos años de horror) y el relato crece en suspenso cuando elige guardarse para sí
información sobre los personajes.

La película alcanza un clima interesante en el primer intento de fuga que construye el director, luego la huida en medio de la tormenta.
No importa en realidad si los chicos son o no militantes, importa el discurso humano que Caetano propone en el relato.

1 Comentario

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.