FUNNY HA HA

0
1140

La panorámica perdida

FUNNY HA HA. Estados Unidos, 2002, escrita y dirigida por Andrew Bujalski, con Kate Dollenmayer, Christian Ruder y Andrew Bujalski.

Por Gastón Molayoli

Marnie, una joven de 24 años, ingresa con paso cansino a un estudio
de tatuajes. No sabe qué hacerse y tampoco puede explicar como llegó
hasta allí. Un hombre robusto y de pelo largo le pregunta que desea
tatuarse y ella, luego de titubear, responde: “una vaca”. El hombre
aclara, en tono pedagógico, que un tatuaje es para toda la vida. Marnie
se retira disculpándose.
Durante el resto del film, las cosas no varían para ésta recién
egresada de la universidad; los mismos devaneos, balbuceos,
indecisiones, y dispersiones están presentes en cada instante. Lo único
que Marnie sabe es que Alex, otro joven incomprensible que por momentos
crispa los nervios, podría salvarla de esa situación. Y como nada tiene
un orden demasiado lógico en el comportamiento de ambos, resulta
imposible predecir algo.
Así transcurre todo en Funny ha ha, el film que el debutante Andrew Bujalski estrenó en Estados Unidos en 2002, y que recién este año llegó a la Argentina.

Pero sería un error quedarse en un juicio apresurado y decir que esa
incomprensión genera un distanciamiento frente a Marnie y Alex. Todo lo
contrario; Bujalski logra introducirnos en la historia desde el
principio y cada uno de los personajes se torna rápidamente familiar.
El despliegue de recursos que ofrece el director funciona a la
perfección: los desconocidos actores sin maquillaje, el grano grueso
que proporciona el 16 mm y el montaje desprolijo generan una atmósfera
inestable, retrato perfecto de la frágil situación emocional de los
personajes. Y por eso mismo todo está en movimiento; cuando conocemos a
Marnie ya esta perdida y cuando la despedimos la cosa no cambia mucho.
Funny ha ha
se parece a una especie de panorámica cuyo principio y fin nos han sido
omitidos; nunca sabemos porqué los personajes están así y entendemos
también que su mirada no está puesta en lo que viene.
Según la critica norteamericana, Andrew Bujalski es una de las promesas
del cine indie. En Argentina, quizá tengamos que esperar un par de años
para poder disfrutar de su segunda película; Mutual appreciation que lo
tiene como protagonista. Allí veremos si se trató de un arrebato de
inspiración o el nacimiento de un nuevo gran director.

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.