LA CUESTIÓN HUMANA

0
3360


Un psicólogo es el lev motiv para hablar sobre el perverso mundo
capitalista y como sus métodos y estrategias de mercado no difieren en
lo más mínimo a las utilizadas en el régimen nazi…más información

LA CUESTIÓN HUMANA. La question humaine. Francia, 2007, 143 minutos. dirección Nicolas Klotz.
producción Sophie Dulac, Michel Zana. guión Elisabeth Perceval sobre novela de François Emmanuel. fotografía Josée Deshaces. montaje
Rose-Marie Lausson. música Syd Matters. intérpretes Mathieu Amalric, Michel Lonsdale, Laetitia Spigarelli, Jean Pierre Kalfon, Lou Castel,
Valérie Dréville, Edith Scob.

“La cuestión humana”, del director francés Nicolas Klotz (Paria, La Herida), tiene considerables aproximaciones con Recursos Humanos de Laurent Cantet, La Corporación de Costa-Gavras o El método de Marcelo Piñeyro, por nombrar  sólo algunas películas.
Simon (Mathieu Amalric) -psicólogo a cargo de las relaciones humanas de una empresa multinacional petroquímica alemana asentada en Francia- es contratado para mejorar los criterios de selección de personal, reducir a todo aquel ineficiente, y llevar hasta sus límites a los cargos
ejecutivos para reconducir su energía hacia el centro del aparato productivo.
La propuesta enunciada por Klotz y Elisabeth Perceval, su guionista y esposa, cuenta con un desarrollo argumental para nada novedoso, pero sí
complejo e inquietante.
Comienza como un policial negro, pero encierra preguntas sobre la deshumanización y las maniobras salvajes cometidas por el mundo laboral
capitalista.
Un psicólogo es el lev motiv para hablar sobre este perverso mundo capitalista y como sus métodos y estrategias de mercado no difieren en
lo más mínimo a las utilizadas en el régimen nazi. Un sistema en donde la cuestión humana comienza a desaparecer.
Klotz elige una estética expresionista, colores fríos y diálogos indiferentes y técnicos que contrastan con el impulsivo mundo de las
rave empresariales. Todo esto lo habilita para relacionar entre los informes nazis y los manuales de las grandes corporaciones. Un thriller
psicológico de excesivo metraje, planos largos y una impasible voz en out que desnuda cada uno de los personajes, y sus oscuros secretos. De
esa manera, “La cuestión humana” se construye como una película que obliga a la reflexión.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.