Sarajevo, mi amor

0
853

Una película que conmueve y remueve aspectos dolorosos de la guerra de los Balcanes…

Sarajevo, mi amor (Grbavica, Austria-Bosnia/Herzegovina-Alemania-Croacia/ 2005, color; hablada en bosnio). Dirección y guión: Jasmila Zbanic. Con Mirjana Karanovic, Luna Mijovic, Leon Lucev, Kenan Catic. Fotografía: Christine A. Mayer. Música: Enes Zlatar. Edición: Niki Mossbock. Presenta Mirada. 90 minutos.

Sarajevo, mi amor narra la tirante relación entre una  madre y su hija que viven en Grbavinca, barrio de Sarajevo. La realizadora Jasmila  Zbanic se detiene en dos personajes femeninos para estructurar esta historia de amor en escenario de posguerra. Esma es una madre soltera que se muestra constantemente  incómoda, con secuelas de la guerra reciente. Grbavinca le recuerda, en cada uno de sus rincones,  a ese  campo de prisioneros donde la violación y la tortura eran algo cotidiano. Sara tiene tan solo 12 años y vive los conflictos, necesidades e  inestabilidades propias de su generación.

Jasmila Zbanic nació en Sarajevo y en 1997 fundó  “Deblokada”, asociación de artistas a través de la cual produjo, escribió y dirigió numerosos documentales, videos y cortometrajes. “Sarajevo mi Amor” (2006)  es su primer largometraje de gran potencia emotiva que se sostiene básicamente por las interpretaciones de Mirjana Karanovic (la madre que debe mantener un horrible secreto) y Luna Mijovic, como la chica adolescente.

Mientras la vida en Grbavinca empieza a reconstruirse, madre e hija intentarán superar el dolor de un pasado, presente y futuro que empieza a emerger. La excusa que elige la directora para hablar de las torturas y las violaciones masivas a cargo del Ejército Serbo-Montenegro es a través de un descuento que se le realiza a los hijos de mártires de guerra, y que funciona como lev motiv.  Un certificado que Sara necesita no sólo para realizar el tan mentado  viaje de estudios, sino para demostrarles a sus compañeros que su padre murió como shaheed.

Sarajevo, mi amor conmueve y remueve aspectos dolorosos de la guerra de los Balcanes, y esa  búsqueda constante de su verdadera identidad social.

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.