Tilva Roš

0
649

 tilva

Aquel verano en Bor

Tilva Roš (Serbia/2010). Guión y dirección: Nikola Lezaic. Fotografía: Milos Jacimovic. Reparto: Marko Todorovic, Stefan Djordjevic, Dunja Kovacevic, Marko Milenkovic, Nenad Stanisavljevic, Nenad Ivanovic, Filip Maksimovic, Milos Petrovic, Nenad Miladinovic.

Por Alexis Gutierrez Blanco.

Ante el panorama corroído y lánguido  de la ciudad serbia de Bor, que en algún tiempo más prospero fue una potencia en la extracción de cobre, presenciamos a un grupo de amigos que se han incorporado en el que quizás sea el último verano juntos.

El aburrimiento es copioso y a su vez es el motor de la ingenuidad y el desatino (o más bien, la imbecilidad), Toda y Stefan pasan el dilatado tiempo deslizándose con sus skates (imagen que recuerda al film de Gus Van Sant, “Paranoid Park”) y exponiéndose a una serie de pruebas absurdas de implican infringirse dolor (al mejor estilo “Jackass” o “Dirty Sánchez”). El regreso de Dunja, de Francia, completará esa tríada que pondrá en tela de juicio el sentido de la amistad entre Toda Y Stefan quienes se disputarán, en el sigilo cotidiano, la atracción de la joven.

Detrás de esta nadería, se advierte el contra-escenario de los adultos: los responsables trabajadores, ofuscados ante la situación política del país y de una actividad minera en proceso de quiebra.

Pareciera que ambos submundos se sucedieran por separado, sin embargo hay un escena destacable, con una meritoria trayectoria de la cámara, que une a los jóvenes con los adultos en un protesta sindical rumbando por las calles. Aunque es solo un instante de conjunción y luego la historia prosigue atendiendo al ambiente juvenil.

Tilva Roš es el retrato de un continente adolescente en un hueco del presente.

Un film lento y tedioso, como la vida en Bor. Una historia vacua de vidas vacuas en un tiempo vacuo, narrada con una sencillez particular a través del amateurismo de su reparto, filmada con planos aletargados, quietos y abundantes en paisajes desolados.

El sello distintivo de este  film es el concepto o el modo con el cual se aborda: la narración de una historia que no tiene nada interesante, un guión bizantino y un relato calmoso que demuestran que no es necesaria tanta pompa y tanto alarde para realizar una obra fílmica y contar una historia sencilla (que no quieren contar nada). Tedioso no es sinónimo de malo, yo soy de los que gustan de esta clase de cine en un mundo de hipervelocidad y opulencia.

 

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.