Las mujeres y el cine (parte 2)

0
374

Al igual que muchos otros ámbitos laborales y artísticos, el mundo de la realización cinematográfica constituye otro escenario de disputa en el que las mujeres deben bregar constantemente por asumir roles y funciones centrales que a lo largo de la historia han sido legítimamente ocupadas sólo por hombres.

Durante el mes de abril el Cine por la Diversidad abre paso a la segunda parte del ciclo “Las Mujeres y el Cine”. En esta oportunidad se proyectarán las obras de cuatro directoras provenientes de diferentes puntos del globo, que navegan por géneros cinematográficos tan diversos como el documental reflexivo o la comedia. Aquello que las reúne es la expresión de mujeres en conflicto, que transitan cambios y deciden por sí mismas, aún desafiando las barreras que suponen e imponen los sistemas sociales patriarcales.

Nuevamente, el hilo conductor vuelve a asumir como presupuesto que el cine, por su valor artístico y social, funciona como una suerte de cristalizador de procesos, prácticas e imaginarios sociales que revelan distintos modos de domesticación de la cultura. Y en esa clave, nuevas voces tensionan la pantalla incomodando la mirada para volverla más reflexiva.

 

Centro Cultural Leonardo Favio (Galería del cine, Buenos Aires 55). Entrada libre y gratuita. Organiza: Secretaría de Extensión de la Facultad de Ciencias Humanas y el Centro Cultural Leonardo Favio.

 

Miércoles 04. 21 hs: SALA DOS. Cine por la Diversidad. POR TU CULPA, de Anahí Berneri (Argentina/2009), 90 min. (AM13)

 

Un pequeño accidente doméstico desata una noche de pesadilla para Julieta (Erica Rivas), madre de dos niños. En Por tu culpa, la realizadora  consigue un thriller doméstico y provocador que evita entregar un punto de vista indiscutible sobre la situación. Las largas secuencias de madre e hijos, de discusiones, juegos, sobresaltos, llantos,  conversaciones  telefónicas que denotan una relación pronta a concluirse, nos hacen parte de la complejidad de un personaje que sostiene una narración sólida,  ambiciosa y arriesgada.

 

Miércoles 11. 21 hs: SALA DOS. Cine por la Diversidad. DOS DÍAS EN PARÍS, de Julie Delpy (Francia/2007), 101 min. (AM13)

Ópera prima de Julie Delpy quien se aventura dirigiendo, protagonizando, produciendo, editando y escribiendo la música de la película.

Con 2 días en París Marion, una fotógrafa francesa, y Jack, un decorador de interiores americano, esperan salvar su relación. La pareja, que no atraviesa su mejor momento, espera volver a encender la chispa del amor organizando un viaje a Europa. Recuperar la pasión de la pareja no será tarea fácil cuando los ex novios de Marion aparecen y sus padres no les dejan en paz ni un minuto.

 

Miércoles 18. 21 hs: SALA DOS. Cine por la Diversidad. SIBILA, de Teresa Arredondo (Chile/2012), 96 min. (AM13)

“Recuerdo la noche en que la historia de mi familia cambió. Llamaron desde Perú para avisar que mi tía, Sibila, estaba presa acusada de ser miembro de ‘Sendero Luminoso’. Yo tenía 7 años y el silencio protector de mis padres ayudó a que su figura se convirtiera en un gran misterio en mi vida. Su encierro duró 15 años. Hoy está libre y quiero acercarme a ella, escucharla, entender. SIBILA es un viaje que construye el presente mirando el pasado. Es también el encuentro entre dos generaciones que buscan dialogar” (Teresa  Arredondo).

La historia de Sybila tuvo enorme repercusión. Que la viuda del escritor José María Arguedas fuera acusada de colaborar con Sendero Luminoso generó incredulidad y repudio. Fue detenida por primera vez en 1985, supuestamente mientras transportaba 200 kilos de explosivos en un Volkswagen escarabajo. Las noticias de su apresamiento y posterior condena movilizaron a numerosos intelectuales, organizaciones del mundo literario y figuras políticas. Para toda una generación, Sybila era (es) un mito viviente.

 

 

Miércoles 25. 21 hs: SALA DOS. Cine por la Diversidad. KATMANDÚ, UN ESPEJO EN EL CIELO, de Icíar Bollaín (España/2011), 104 min. (AM13)

En los primeros años noventa, Laia, una joven maestra catalana, se traslada a Katmandú para trabajar en una escuela local. Pronto descubrirá una pobreza extrema y un panorama educativo desolador que además deja fuera a los más necesitados. Tras contraer, a su pesar, un matrimonio de conveniencia para legalizar su situación, Laia se embarca en un ambicioso y personal proyecto pedagógico en los barrios de chabolas de Katmandú. Allí se enfrenta a la evidencia de que no puede hacerlo sola. Pero también se encuentra con un hermoso regalo que no esperaba: enamorarse del desconocido con el que se ha casado. De la mano de su amiga y joven maestra Sharmila, Laia emprende un viaje que la llevará hasta el fondo de la sociedad nepalí, y también hasta el fondo de sí misma.

Dejar respuesta