Cine Rumano en Cine por la Diversidad.

0
375

En abril, durante  todos  los  miércoles  del mes, a las 20 horas,  el Ciclo Cine por la Diversidad proyectará  cuatro películas rumanas.

El cine rumano es uno de los más importantes en el este de Europa.  El fin del comunismo también cambió el cine en el país y estableció las bases para una nueva industria donde fluye una libertad creativa sin tener que preocuparse por censuras.

A principios de la década de 1990, la industria trató de captar la atención de inversores capitalistas con muy pocos resultados. Una década más tarde, sin embargo, lxs directores rumanxs compitieron en la sección paralela de los Realizadores del Festival de Cannes con el primer largometraje de Cristi Puiu, El camino de las buenas intenciones, y Occidente, de Cristian Mungiu.

Muchxs críticxs aseguran que el comienzo de la Nueva Ola del cine rumano se da con el lanzamiento de La muerte del señor Lazarescu, también dirigida por Cristi Puiu en 2005. Hay quienes dicen que el movimiento despegó en 2004, cuando el corto Traffic ganó la Palma de Oro en el festival de Cannes.

Esta nueva era está marcada por historias realistas que muestran la transición del comunismo a una economía de libre mercado, la lucha de lxs jóvenes por encontrar trabajo, y la corrupción que se encuentra en el nuevo sistema capitalista. 

A continuación seleccionamos cuatro películas de  esta nueva ola de realizadores rumanos que proponen la novedad cinematográfica más cautivante en el cine europeo de estos últimos años.

Centro Cultural Leonardo Favio (Galería del cine, Buenos Aires 55). Entrada libre y gratuita. Organiza: Facultad de Ciencias Humanas y el Centro Cultural Leonardo Favio.

 

Miércoles 06/04

20 hs: Cine por la Diversidad. Bucarest 12:08, de Corneliu Porumboiu (Rumania/2006), 89 min. (ATP)

¿Qué pasaría si 16 años después de la revolución rumana y la caída de Ceaucescu, el dueño de un canal local de televisión rumano ofreciera a dos invitados compartir sus momentos de gloria revolucionaria? Uno es un viejo retirado y eventual Santa Claus, el otro un profesor de historia que acaba de gastarse el sueldo en saldar sus deudas de bebida.

 

Miércoles 13/04

20 hs: Cine por la Diversidad. Aquel martes después de navidad, de Radu Muntean (Rumania/2010), 99 min. (SAM13)

Un marido que se enamora de la dentista de su hija, una mujer que no descubre el pastel hasta mucho más adelante. Y en medio, una niña inocente que no sospecha que su familia está a punto de romperse. El notable director rumano Radu Muntean trasciende cualquier limitación o lugar común con un sofisticado, minucioso y sutil andamiaje narrativo construido a partir de un puñado de largos y virtuosos planos secuencia para concretar un profundo e incisivo retrato psicológico

 

Miércoles 20/04

20 hs: Cine por la Diversidad. 4 meses, tres semanas, dos días, de Cristian Mungiu (Rumania/2007), 103 min. (SAM18)

“4 Meses, 3 Semanas, 2 Días” forma parte de un proyecto más amplio denominado “Relatos de la edad de oro”. La idea de Cristian Mungiu es abordar diferentes historias que enfoquen opciones personales en la Rumania Comunista.

El argumento transcurre, en menos de 24 horas, en Rumania, durante los últimos años del régimen comunista. Allí, dos universitarias comparten una pequeña habitación; una de ellas acaba de quedar embarazada y desea/necesita realizarse un aborto.

Segundo largometraje de Cristian Mungiu (Occidente) construido enteramente con largos planos-secuencia y cámara en mano para mostrar un contexto opresivo. El director rumano ordena un ejercicio admirable de sutilezas narrativas: para los interiores decide casi no mover la cámara y crear cada una de las escenas en tiempo real.
En cambio, cuando Otilia (Anamaría Marinca) sale al exterior Mungiu aprovecha para seguirla con su cámara nerviosa y jugar con los saltos temporales.
Entre la dicotomía interior/exterior siempre aparece la tensión, el peligro y sobre todo el control. Elementos cotidianos que refuerzan su mirada sobre una época marcada por la represión y el terror.
Los ricos diálogos (que se deslizan entre lo naif y lo irónico) y los diferentes niveles de conflictos que se entrecruzan (personales, familiares, políticos y morales) fortalecen la intención del director que no pareciese querer remover el pasado sino denunciar el presente.
Miércoles 27/04

20 hs: Cine por la Diversidad. Policía, adjetivo, de Corneliu Porumboiu (Rumania/2009), 115 min. (SAM13)

La segunda película de Corneliu Porumboiu, después de la genial Bucarest 12:08, es un policial atípico. Principalmente porque no hay tiros, ni persecuciones vertiginosas, ni momentos de tensión extrema. Pero sobre todo porque abundan las discusiones filosóficas, ocultas detrás de conversaciones rutinarias.

Cristi es un joven policía cuya principal acción es deambular. Lo hace por los espacios cerrados de una central para concretar trámites burocráticos y encargarle otros a sus compañeros de trabajo. También lo hace por los espacios abiertos de una Bucarest gris tras los pasos de un adolescente. La misión parece colosal pero es ridícula: desbaratar la ínfima red de narcotráfico que supuestamente lidera el joven.

 

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.