El neoliberalismo en el cine.

0
1556

En marzo, todos los miércoles, a las 21 horas, se presentará en el CC Leonardo Favio (Río Cuarto) un ciclo de películas sobre la multiplicidad de niveles en los que opera el neoliberalismo. Entrada libre y gratuita. 

En marzo, todos los miércoles, a las 21 horas, se presentará en el CC Leonardo Favio (Río Cuarto) un ciclo de películas sobre la multiplicidad de niveles en los que opera el neoliberalismo, en el trabajo cotidiano de los trabajadores, en las diversidades de mecanismos y saberes que implica y los modos en que se combina y articula, de manera desigual, con otros saberes y formas de hacer.

Durante este mes, se proponen cuatro películas europeas en donde se puede ver la manera en la que el neoliberalismo, esta fuerza transversal de la sociedad actual, pone en juego la forma de nuestra existencia, la manera en que nos comportamos, nos relacionamos con los demás y con nosotros mismos.  Esto induce a vivir en un universo de competición generalizada, impone tanto a los asalariados como a las poblaciones que entren en una lucha económica unos con otros, sujeta las relaciones sociales al modelo del mercado, empuja a justificar desigualdades cada vez mayores.  Esta norma de existencia rige las políticas públicas, las relaciones económicas mundiales, modifica la subjetividad.  Todos asuntos complementarios de la nueva razón del mundo.

En estas cuatro películas seleccionadas, se puede vislumbrar el aspecto político, el subjetivo, el económico y el social que tiene el neoliberalismo y que tiende a estructurar y a organizar la acción de los gobernantes y la conducta de los propios gobernados. No sólo hay que pensarlo en las privatizaciones, sino como norma de vida dónde se construyen las subjetividades como empresarios de nosotros mismos. Ese neoliberalismo no sólo destruye reglas, instituciones, derechos, sino que produce formas de relacionarse con la sociedad y sobre todo organiza la subjetividad.

Centro Cultural Leonardo Favio (Galería del cine, Buenos Aires 55). Entrada libre y gratuita. Organiza: Secretaría de Extensión de la Facultad de Ciencias Humanas (Departamento de Comunicación) y el Centro Cultural Leonardo Favio.

 

 

Miércoles 08. 21 hs: SALA DOS. Cine por la Diversidad. AÑO CERO, de Mario Jara (España /2015), 82 min. (AM13)

¿Cuántas veces hemos escuchado que el primer paso para salir de una crisis consiste en tocar fondo? A partir de ese momento, dice Mario Jara, empieza el año cero de una nueva etapa. La ópera prima de Jara nos transporta a ese estado de ánimo por el que muchos hemos pasado en algún momento de nuestras vidas y nos propone reflexionar sobre el contexto socioeconómico en el que viven sus protagonistas: un país que minimiza a las juventudes. Mientras que Miguel acaba de ser despedido y no consigue darle sentido a su vida, María recibe una (ansiada) oferta laboral que amenaza su relativa estabilidad en Madrid. La película está repleta de sutiles referencias a la desastrosa educación emocional de una sociedad cada vez más egoísta e individualista.

 

Miércoles 15. 21 hs: SALA DOS. Cine por la Diversidad. LA CUESTIÓN HUMANA, de Nicolás Klotz (Francia /2007), 144 min. (AM13)

“La reducción, por parte de Europa, de los seres humanos a cifras, a flujos, a cuotas, a un problema que requiere una solución técnica, no puede más que anunciar una época sombría. ¿Hasta tal punto la realidad y la historia han sido excluidas de la vida pública, de nuestros valores, de nuestro presente? ¿Nos habremos convertido en un pueblo indiferente, cuyo único vínculo con el mundo es la industria de la información? Ese filtro casi genético del mundo, que reorganiza y redefine permanentemente lo “real” según los mercados financieros, configura e irradia nuevos sistemas de pensamiento e impulsos que interrogan en profundidad el cine moderno.” Con estas palabras, los cineastas Nicolas Klotz y Elisabeth Perceval, inspirados en una novela de François Emmanuel, presentan La cuestión Humana. La tercera parte de lo que ellos llaman la trilogía de los tiempos modernos: Paria (2000), La Blessure (2005) y La Question humaine (2007).

El protagonista es Simon, de cuarenta años, psicólogo en el departamento de recursos humanos de SC Farb, un complejo petroquímico que es la filial en Francia de una gran multinacional alemana. Su trabajo consiste fundamentalmente en entrevistar a posibles trabajadores. Un día recibe un encargo especial: Karl Rose, codirector de la empresa con Mathias Just, le pide que le haga a éste una evaluación psiquiátrica. Simon se siente atrapado, pero intenta hacer el trabajo de la forma más objetiva y aséptica posible. Sin embargo, delante de Just no consigue permanecer neutral.

 

Miércoles 22. 21 hs: SALA DOS. Cine por la Diversidad. A TODO O NADA, de Mike Leigh (Inglaterra /2002), 128 min. (AM13)

En A todo o nada, el cineasta británico irrumpe en el terreno que mejor conoce: las desdichas de la clase trabajadora de los barrios bajos de Londres, en un degradado complejo de viviendas económicas. Allí viven todos los personajes de la película.  El matrimonio de Phil y Penny está muy desgastado y su familia está al borde de desintegrarse. Phil, el padre, se gana la vida como taxista. Penny, la madre, es cajera en un supermercado y sostén de la familia. Rachel, la hija, despreocupada de sí misma, trabaja como limpiadora en una residencia de ancianos. Finalmente, Rory, el hijo, está en paro, y siempre anda agresivo. Un hecho trágico cambiará sus vidas.

 

Miércoles 29. 21 hs: SALA DOS. Cine por la Diversidad. DOS DÍAS, UNA NOCHE, de Jean-Pierre Dardenne y Luc Dardenne (Bélgica /2014), 95 min. (AM13)

Dos días, una noche se sitúa en un contexto explícito de crisis económica. Jean-Pierre y Luc Dardenne, referentes del cine social europeo, acompañan con su cámara a Sandra (Marion Cotillard) quien se acaba de quedar en el paro a causa de los recortes en la pequeña empresa donde trabaja. “La crisis y la competencia asiática me obligan a tomar decisiones”, dice el jefe que les dio a los 16 trabajadores la opción de elegir entre reincorporar a la fábrica a la despedida Sandra, o recibir un bonus en efectivo. Y la mayoría, catorce, eligieron el dinero.  Sandra sólo tiene un fin de semana para intentar convencer a sus compañeros de que renuncien a un plus salarial a fin de que ella conserve el trabajo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dejar respuesta